Molina de Segura acoge la primera Gala Benéfica a favor del Banco de Alimentos del Segura el jueves 12 de marzo.

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Molina de Segura colabora en la organización de la 1ª Gala Benéfica a favor del Banco de Alimentos del Segura (BASMUR), que tendrá lugar el jueves 12 de marzo, a las 20.30 horas, en el Teatro Villa de Molina (en Avenida del Chorrico, nº 10). El precio de la entrada es de 18 euros (a la venta en la taquilla y en la página web del Teatro Villa de Molina).

La iniciativa ha sido presentada en rueda de prensa, el martes 25 de febrero, por la Concejala de Cultura, Soledad Nortes Navarro, el Director General de BASMUR, José María Gavilán Ríos, el encargado de protocolo de BASMUR, Rubén Ferré Formoso, y la organizadora de la gala, Lola Pardo.

Presentada por Manuel Rojas y María Pérez, la Gala Benéfica contará con las actuaciones de Viva SueciaEl Sótano del Doctor y el monologuista Antonio Melgar.

 

Viva Suecia es un grupo de indie-rock cargado de guitarras y con letras en español que se formó en Murcia en diciembre de 2013. El nombre de esta banda surgió a partir del interés de su batería, Fernando Campillo, por los grupos suecos. Se trata de una banda que ha conseguido hacerse un importante hueco en la escena musical española.  Gracias a su trabajo y sus ganas han conseguido estar en boca de todo el mundo.

El Sótano del Doctor es una banda murciana que se presenta con un amplio repertorio de pop/rock español de los años 80, una época inolvidable de la música española. La banda cuenta en su repertorio con canciones de Nacha Pop, Sabina, Los Piratas, El último de la fila, Los Ronaldos, etc., y muchos otros grupos que hicieron bailar a toda una generación y que hoy vuelven a hacer mover el esqueleto y recordar la década de los 80.

Antonio Melgar es uno de los humoristas más destacados de la Murcia Comedy Club. En el último año ha recorrido la Región de Murcia con sus monólogos, que nacen de lo cotidiano y destacan por su frescura e improvisación.

BASMUR es una organización sin ánimo de lucro basada en el voluntariado, y cuyo objetivo es la captación, almacenamiento y distribución de los alimentos excedentarios para hacerlos llegar a entidades benéficas legalmente constituidas, para que éstas los repartan a las personas más necesitadas, contribuyendo de esta forma a evitar el despilfarro y proteger el medio ambiente, evitando la destrucción de alimentos.

El Banco de Alimentos del Segura surge en 2009 como Asociación de Reparto de Alimentos de Murcia (ASORAM), con cuatro voluntarios y repartiendo 2.800 kg. En 2012 se incorpora a FESBAL como Asociación Banco de Alimentos del Segura de Murcia (BASMUR), accediendo al programa FEGA y repartiendo un total de un millón de kilos de alimentos. En 2015 se traslada a una nueva nave de 1.500 m² y se instala una cámara frigorífica de 40 m³, consiguiendo repartir 1.820.084 kg. de alimentos a 130 entidades benéficas, que los hacen llegar a 33.100 beneficiarios.

BASMUR está organizado en cuatro áreas principales:

–        APROVISIONAMIENTO: recogida de alimentos; contacto con empresas; organización (operaciones kilo y Gran recogida); y otras actividades (para conseguir alimentos).

–        GESTIÓN DE STOCKS: recepción de alimentos (controles); conservación de los alimentos; y preparación para los pedidos.

–        DISTRIBUCIÓN: contacto con las entidades benéficas; y asignación de cantidades y tipos de alimentos.

–        ADMINISTRACIÓN: gestión económica; coordinación de pedidos; y tramitación de documentos.

El BASMUR recibe alimentos por tres vías principales: FEAD (Fondo Europeo de Ayuda a personas Desfavorecidas), que a través del Ministerio de Agricultura lo gestiona el FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria), que es quien compra los alimentos y se los entrega a FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos), quien a su vez los reparte entre todos los Bancos de Alimentos de España; los que recoge el propio Banco en las operaciones Kilo y Gran Recogida; y aportaciones de excedentes de alimentos del sector alimentario y donaciones de empresas. Estos alimentos son controlados, clasificados y almacenados, según sus características en las instalaciones del Banco. Y, posteriormente, son distribuidos entre las entidades benéficas adscritas al mismo, en función del número de beneficiarios que tienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *